fbpx
 

Recortes en el Euríbor y valoración de hipotecas

Recortes en el Euríbor y valoración de hipotecas Mpc group

Recortes en el Euríbor y valoración de hipotecas

En los últimos días vemos con mayor frecuencia noticias sobre la evolución negativa del Euríbor y su repercusión en el mercado hipotecario. En MPC Group nos hacemos eco de estos comentarios y analizamos sus posibles repercusiones.

El Euríbor sigue siendo el índice de referencia utilizado para la concesión de hipotecas a tipo variable en España. Pero las continuas fluctuaciones en su cotización, que se materializan en una caída constante de su valor, están llevando a las entidades bancarias a plantearse su continuidad como índice principal. Esta variabilidad conlleva pérdidas y ajustes que los bancos deben asumir pero que, por las condiciones pactadas con los clientes, no pueden repercutir en las cuotas mensuales, lo que supone un detrimento para las entidades de crédito, que obtienen menos ingresos por intereses hipotecarios.

Los usuarios, por contrario, están viendo reducida la cuantía de sus mensualidades, lo que les supone un beneficio que aumenta su capacidad de ahorro, de gasto o de inversión en otros activos.
Según cálculos basados en los principales más solicitados y los diferenciales de aplicación más común, el ahorro para los usuarios se sitúa en torno a los 100€-150€ anuales; este importe puede no parecer muy elevado pero, teniendo en cuenta el elevado número de hipotecas concedidas en España que utilizan este índice, supone un importe considerable que las entidades de crédito dejan de ingresar.

El último recorte en el Euribor sitúa este índice en un valor cercano al -0,28% y, según las previsiones de los principales bancos y agentes financieros, no se espera que en el corto plazo su produzca una regularización de su cotización que pueda llevar a valores positivos.
Nos preguntamos en este punto a qué se deben estas fluctuaciones en el valor de este índice de referencia tan importante en nuestro país. La respuesta está en Europa y, más concretamente, en el Banco Central Europeo, que promueve una política monetaria más proteccionista y que asegura que, de haber modificaciones en los tipos de interés a aplicar en los países de la Unión, éstas serían a la baja. A esto habría que sumar, además, que los expertos prevén que estas variaciones se prolonguen al menos durante dos años y, siempre, en valores negativos.

Llegados a este punto, y teniendo en cuenta la situación actual del Euríbor y las previsiones para los próximos años, nos encontramos con que las entidades financieras están centrando sus esfuerzos en promover la firma de hipotecas a tipo fijo. Con esta opción, la parte variable de la cuota se elimina y las entidades se aseguran los ingresos por intereses mientras que, para los usuarios, implica que no habrá variaciones en las mensualidades, ni al alza ni a la baja. Y, en escenarios económicos como el actual, en el que se espera que en cualquier momento pueda producirse una subida en la cotización que encarezca significativamente las hipotecas, las posiciones más tradicionales y conservadoras son las más demandadas por los usuarios.

Aunque el número de hipotecas a tipo fijo concedidas ha crecido notablemente en nuestro país, llegando a suponer cerca del 45% de las hipotecas concedidas, es necesario tener en cuenta que los recortes en el Euribor incentivan las adquisiciones de viviendas y, por extensión, las solicitudes de hipotecas. En este sentido, las estadísticas han dejado claro que, desde que se están registrando variaciones a la baja en este índice, la firma de hipotecas ha aumentado en más de un 10% con respecto al mismo período del año anterior.

A todo lo ya expuesto debemos añadir que hace muy poco entró en vigor una nueva ley hipotecaria que reduce los ingresos de la banca al obligar a las entidades de crédito a asumir algunos gastos que, hasta ahora, repercutía directamente al usuario. También se van a reducir los ingresos generados por la venta cruzada de productos que se asociaban a las hipotecas, como los seguros o las tarjetas de crédito.
Esta nueva legislación, junto con la bajada en el valor del diferencial de referencia, hacen que las entidades se planteen dejar de lado el Euribor para fomentar la venta de hipotecas a tipo fijo.

En cualquier caso, los usuarios deberán estudiar con detenimiento las diferentes opciones que se les presenten y escoger la que más se ajuste a su perfil como ahorrador e inversionista, siempre teniendo en cuenta que cada vez se hace más necesario disponer de una cultura financiera que nos ayude a tomar decisiones a medio y largo plazo.

En MPC Group nos mantenemos permanentemente informados de las últimas noticias vinculadas al sector inmobiliario.