fbpx
 

El mosaico hidráulico y MPC-Group

El mosaico hidráulico y MPC-Group

El mosaico hidráulico y MPC-Group

A lo largo de los siglos, el Mediterráneo, nuestro Mare Nostrum, el mar de los dioses griegos, ha sido cuna de multitud de civilizaciones que han habitado sus orillas, depositando su poso cultural y enriqueciendo un amalgama de costumbres, palabras, sabores, sonidos…que en muchos casos han llegado hasta nuestros días, y que conforman en gran parte quiénes somos, y de dónde venimos.

Los objetos y sus usos forman una parte importante de ese legado, y algunos de ellos han permanecido casi inalterables en esencia. Porque, aunque los avances sociales y tecnológicos, sobre todo de los últimos 100 años son absolutamente impresionantes y han cambiado el mundo por completo, si un objeto fue perfectamente concebido 10 siglos atrás, y sigue cumpliendo su cometido de una manera totalmente invariable, ¿por qué cambiarlo? Tal es el caso del mosaico hidráulico.

Con origen en los países árabes, el proceso de fabricación del mosaico hidráulico ha permanecido casi idéntico hasta nuestros días, con la salvedad de los materiales y la herramientas empleadas. De hecho, los moldes ( las “trepas”) que se utilizan a día de hoy están fabricados en cobre, exactamente igual que antaño.

Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX cuando su uso de popularizó, muy especialmente en las casas burguesas y palacios de la costa mediterránea española, aunque también en muchas otras zonas del interior del país. Sus diseños con formas principalmente geométricas y florales, en muchas ocasiones ideados por reconocidos diseñadores de la época, lo cual ayudó a su popularización, decoraron muchas de estas viviendas mostrando sus suelos como si fueran alfombras, diferenciando en muchos casos esos diseños en función del tipo de estancia.

El mosáico hidráulico y MPC-Group

La década de los 60 marcó el declive de su uso. Nuevas modas y materiales relegaron al olvido estos mosaicos durante 40 años, hasta el principio de la década de los 2000, momento en el que el movimiento vintage, tanto en la decoración como en otros ámbitos como la moda, hicieron resurgir su interés hasta nuestros días. El mosaico hidráulico ha vuelto, y buena prueba de ello es la facilidad con la que los podemos encontrar en infinidad de tiendas online especializadas y centros de bricolaje y construcción. Tanto es así, que incluso ha conllevado también la fiebre del uso de vinilos decorativos imitando sus formas y diseños para vestir paredes y muebles.

Pero no solo eso. En los últimos años están apareciendo colectivos, asociaciones y empresas empeñados en rescatar del olvido y preservar miles de estas piezas del olvido y del contenedor, como The Tile Hunter o Tilecrossing, con el fin de proteger y preservar una parte muy importante de nuestra cultura y legado industrial, incluso de crear un museo del mosaico hidráulico que se está proyectando en Barcelona.

En 2021 MPC-Group renovó por completo su identidad corporativa, y en su concepción, teníamos muy claro que debía hablar de nosotros y de nuestro entorno. Esa es la principal razón por la que nos inspiramos claramente en estos mosaicos a la hora de diseñar el isotipo que acompaña a nuestro logo. Decidimos incorporar un cuadrado naranja simbolizando el color del sol, un triángulo azul marino representando nuestro mar Mediterráneo, y un cuarto de círculo azul celeste que representa el color de nuestro cielo. Tres formas y tres colores que representan lo que fuimos, de dónde somos, quiénes somos, pero sobre todo, el esperanzador futuro de lo que podemos llegar a ser.

El mosáico hidráulico y MPC-Group