fbpx
 

Disfruta del buceo en la Costa Blanca

Disfruta del buceo en la Costa Blanca

De entre las propuestas más refrescantes para el fin de semana, desde MPC Group os recomendamos un deporte de aventura muy de moda: el snorkeling.

Las experiencias relacionadas con el medio ambiente marino, como el buceo (o snorkeling), son cada vez más y más demandadas por los turistas que todos los años visitan nuestras costas. Es una actividad vinculada con el turismo activo y de aventura, sostenible y respetuosa con el medio ambiente que, además, resulta altamente beneficiosa para nuestro bienestar ya que, por ejemplo, la pauta de respiración profunda y pausada genera una gran paz interior y ayuda en la relajación y el equilibrio de cuerpo y mente.

La biodiversidad marina de la Costa Blanca es muy rica y variada; además, la agradable climatología y la buena calidad de las aguas hacen que resulte un destino preferente para muchos aficionados al buceo deportivo que buscan visitar ecosistemas en los que prime una gran variedad de especies. En este sentido, la Costa Blanca es un ejemplo perfecto de la biodiversidad propia del Mediterráneo Occidental: en nuestras costas es posible encontrar tanto fondos rocosos como arenosos y todos ellos albergan un gran número de especies de flora y fauna marinas.

En la Costa Blanca existen muchas rutas y zonas aptas para la práctica tanto del buceo deportivo como del buceo recreativo; destacamos a continuación algunos de los enclaves más reconocidos por su belleza y biodiversidad.

  • Isla de Tabarca: es uno de los lugares más hermosos en los que podemos sumergirnos, con aguas cristalinas y una rica variedad de flora y fauna marina, siendo posible ver, en ocasiones, ejemplares de tortuga boba. Es, además, la primera zona que fue declarada Reserva Marina en nuestro país.
  • El Fresquito (Dénia): en la Reserva Marina del Cabo de San Antonio, en una zona de difícil acceso, se localiza esta bella cala de fondo arenoso que,entre sus oasis de posidonia, da cobijo a una gran variedad de especies.
  • La Granadella (Moraira): zona perfecta para aprender a bucear y para practicar, con senderos subacuáticos que atraviesan arcos de roca y pequeñas cuevas en la pared de roca donde podremos disfrutar de flora y fauna marinas características de esta zona del Mediterráneo.
  • La Cueva de Moraig (Benitatxell): sólo apta para buceadores experimentados, cuenta con cuevas de alto valor geológico que suponen un paisaje de gran belleza. Además, es la zona perfecta para disfrutar del juego de luces que crea la mezcla del agua salada con el agua dulce procedente de un rio subterráneo.
  • Los Arcos (Calpe): en la cara norte del Peñón de Ifach descubrimos esta zona en la que las anémonas sirven de delicado tapiz al fondo y al paisaje rocoso.
  • La Llosa (Benidorm): de obligada visita para los amantes del buceo, esta zona destaca por su buena visibilidad y por disfrutar de un fondo marino rico en especies.

Además de estas zonas, la Costa Blanca dispone de otros puntos de especial relevancia para la práctica de este deporte; os dejamos una pequeña lista de las zonas más visitadas y apreciadas por los buceadores.

  • Alicante: La Cortada (zonas I y II).
  • Altea: Mascarat profunda, Cuevas de Mascarat, Cueva del Elefante, Isla Mitjana.
  • Calpe: Escollera.
  • Campello: Baños de la Reina.
  • Dénia: Tangó, Cova Tallada.
  • Jávea: Cueva de la Virgen, Las Termas, La Pared Negra, L’Escull, Montaña sumergida.
  • Moraira: Las Cuevas.
  • Santa Pola: La Galera, L’Escull Negre, La Cortada.
  • Torrevieja: Los Hoyos, Punta Prima.
  • Vila Joiosa: Arrecife de la Vila.